En Rumania nos enfocamos en el roble y la haya. Estas especies son ideales para la regeneración natural, donde los árboles son desmontados para crear espacio para la siembra natural. La silvicultura es una operación estable a largo plazo; después de todo, los plantines que comienzan su vida hoy crecerán por 100 años o más antes de ser cultivados."
Carl-Gustaf Wachtmeister, Asesor del Comité Ambiental de Ingleby